Otro lío

Para que luego digan que el mundo de la educación es aburrido: no hay día que pase sin que salga en la prensa algo digno de ser comentado.

Al gobierno se le ha ocurrido lanzar un globo sonda veraniego: planea legislar la retirada de todos los símbolos religiosos de los lugares públicos, lo que incluye a los centros públicos de enseñanza. La noticia ha escandalizado a algunos católicos (parece que los judíos no han protestado), que consideran que “atenta contra la libertad de las familias“. La lógica es aplastante: el espacio privado es mío, y el público también, y tu libertad empieza donde termina la mía. Faltaría más.

Y ese es el problema: usamos una lógica infantiloide según la cual la libertad debe ser respetada cuando nos conviene, y cuando no ya veremos. Hagan gimnasia mental, e imaginen que mañana pongo un candelabro de siete brazos en cada una de las aulas del centro donde trabajo.

¿Cómo trasladaremos el problema a Galicia? A lo mejor hacemos unas encuestas para consultar a los ciudadanos si quitamos o no los crucifijos de las clases (como están haciendo en Suiza: allí estos días deciden si prohiben o no los minaretes de las mezquitas).

Todo esto me recuerda que en el colegio concertado Maristas de Vigo (Pontevedra) hay dos aulas (o había, aunque si quitaron los rótulos fue hace bien poco) llamadas, respectivamente, “Aula Francisco Franco y “Aula José Antonio Primo de Rivera”. Los rótulos se pueden (o se podían) ver desde la calle Venezuela, una de las más transitadas de la ciudad, si el sol iluminaba apropiadamente los cristales esmerilados de las puertas. Suponemos que eso no atenta contra la libertad de las familias: los presupuestos de la democracia sufragan esos rótulos con dinero de todos (recordemos que es un colegio subvencionado), pero, ojo, el espacio es privado. Otra vez la lógica de la conveniencia.

(Noticia encontrada en Menéame.)

Anuncios

3 comentarios

  1. como te digo una co said,

    12 agosto 2009 a 12:52 am

    Claro,claro…es más, deberíamos poner los crucifijos no sólo en los colegios, sino en las fronteras, hombre, para espantar a tanto anticristo extranjero, a tanto vampiro en patera que viene a quitarnos los puestos de trabajo, a tantos musulmanes que vienen para preparar atentados…incluso a tantos guiris de disipadas costumbres, si su pais es rival del nuestro en la Eurocopa. Si-se-ñor, crucifijos por doquier, que el Papa ya no saca discos y no hay pasta para grandes dispendios en publicidad. Y a quien no le guste, es que se equivoca, así que vamos al menos a convencer a sus hijos desde pequeñitos, que la a la iglesia católica siempre le han gustado mucho los niños.
    Y bravo por los suizos, hombre, que están protegiendo a sus cudadanos de los símbolos del opresor, que lo de los minaretes es como la publicidad subliminal, de tanto verlos igual los niños les salen musulmanes; tendrían que levantar torres de 40 pisos sobre la mezquita, que así seguro les saldrían promotores inmobiliarios…
    Y ya puestos, vamos a pedir que se reforme la Constitución, porque cuando redactaron el art. 16.3 (“ninguna confesión tendrá caracter estatal”) estaban cometiendo un acto anticonstitucional; nos estaban imponiendo el laicismo!!!.
    Oyendo lo que dicen estos católcos, es que si hubiese un dios sería para matarlo, vamos…

  2. iznogud el infame said,

    12 agosto 2009 a 10:47 pm

    desde logo, parece que non tedes nada máis importante de que falar, cos concertos tan molones que hai polo mundo adiante e que vos estades a perder.

    • como te digo una co said,

      12 agosto 2009 a 11:12 pm

      XP


A %d blogueros les gusta esto: